Europublic

Qué es y qué debe incluir el informe sobre el Estado de Información no Financiera (EINF)

Con el fin de cumplir con la Ley de Transparencia, la legislación obliga a algunas empresas, asociaciones y organizaciones a realizar un informe de Estado de Información no Financiera (EINF), en el que se debe reflejar una serie de información que va más allá de la meramente económica.

Este informe, que se realiza según los parámetros establecidos en la Ley de información no financiera, 11/2018, de 28 de diciembre, tiene que recoger la información financiera y no financiera de la empresa, de forma desglosada, e incluir datos sobre el impacto en el medio ambiente, en la sociedad, la vinculación de sus proyectos con los derechos humanos, su compromiso en la lucha contra la corrupción, la situación del personal de la empresa (respecto a la igualdad género, discapacidad…), entre otros.

Este nuevo contexto del reporting corporativo de la información no financiera, adquiere una gran repercusión y ofrece un magnífico escenario para mejorar la notoriedad de la empresa, por lo que su realización es una excelente oportunidad para el desarrollo de un reporte moderno, que incorpore unas narrativas digitales innovadoras que respondan a las exigencias de información que los diferentes grupos de interés vienen demandando con mayor grado de exigencia.

Respecto a las empresas obligadas a publicar sus estados de información no financiera, destacamos las que tienen las siguientes características:

En Europublic, como agencia de referencia, especializada en la elaboración Informes integrados, memorias de sostenibilidad y estados de información no financiera, desde hace más de veinte años, para destacadas empresas, algunas de las cuales forman parte del Ibex 35, somos muy conscientes del protagonismo y la repercusión que tienen estos informes, elementos clave, tanto para los públicos de interés, como para la sociedad en general.

A la hora de elaborar los contenidos, como miembros de la iniciativa GRI, nuestro equipo trabaja mano a mano, con la aplicación de una metodología sumamente contrastada y eficiente, en colaboración directa con las empresas, para recopilar, canalizar y organizar los flujos de información de los diferentes departamentos, siguiendo los estándares de Global Reporting Initiative (GRI).

Por todo ello, sabemos que, entre los importantes valores que transmite una adecuada presentación de los informes corporativos, se dispone también de una excelente carta de presentación para las empresas para su mejora reputacional, elemento fundamental para poder incrementar la confianza de los inversores, los consumidores y la sociedad en general.